¡Ponle una correa virtual!

Para que nunca se pierda. Si la posibilidad de que tu perro se escape te quita el sueño, estos sistemas te ayudarán a dormir tranquilo

Para que nunca se pierda. Si la posibilidad de que tu perro se escape te quita el sueño, estos sistemas te ayudarán a dormir tranquilo.

¿Quién dejó salir al perro? ¿Y quién lo va a buscar? Pues ya no necesitas sabuesos, porque un nuevo tipo de gadget ayuda a los dueños de perros a rastrear a sus mascotas extraviadas.

Dos tipos de dispositivos GPS están compitiendo en el mercado. Unos usan tecnología celular, enviando mensajes a teléfonos o correos electrónicos cuando Fido se sale de su corral virtual.

Otros usan tecnología de radiofrecuencia, que no requiere de cobertura celular, pero tiene un rango más limitado.

Todos los dispositivos son demasiado pesados para usarlos con gatos, aunque varias compañías esperan tener productos para ellos dentro de uno o dos años.

RoamEO, un dispositivo fabricado por White Bear Technologies, usa radiofrecuencia, lo que limita su rango a unos 2.4 kilómetros de su base. Sus próximos dispositivos tendrán un rango de seis kilómetros, dijo Mark Mitchell, copropietario de la empresa.

Ventajas

La ventaja de los dispositivos celulares es que no importa dónde está el perro, siempre y cuando haya una torre celular cerca -podría estar a 100 kilómetros de distancia.

“La desventaja es que tienes que estarle llamando” para tener su ubicación actual, dijo Mitchell. “Vas hasta ese lugar, y tu perro no necesariamente está esperándote allí sentado”.

También involucra a una tercera persona -la empresa de telefonía- y tarifas extras por el servicio celular.

La radiofrecuencia, por otra parta, aunque está limitada por la distancia, mantiene contacto constante con el perro. “Nuestro sistema envía una señal al dueño cada dos segundos”, dijo Mitchell. El Garmin Astro, fabricado por una de las mayores empresas de productos de localización, también usa radiofrecuencia.

El RoamEO cuesta 550 dólares más envío en roameoforpets.com, con collares extra disponibles por 160 dólares cada uno. Mitchell dijo que el dispositivo es más barato en otras tiendas, como Sharper Image, que lo ofrece por 500 dólares.

La radiofrecuencia puede ser bloqueada por objetos físicos, dijo Charles Stewart, dueño de DocTracs, que ofrece un dispositivo celular. “Mientras estés del mismo lado de la montaña, te puede dar buena cobertura”, dijo.

Alertas

Otra ventaja de los dispositivos celulares, dijo Stewart, es que cualquiera puede recibir una alerta en el celular, mientras que los dispositivos de radiofrecuencia sólo mandan mensajes a la unidad base. Con DogTracs, “puedo estar en Europa y recibir un mensaje de texto que dice que mi perro se salió del patio, cuando no tenía por qué salirse del patio”, dijo Stewart.

El DogTracs con tecnología celular cuesta 250 dólares, con un plan de servicio prepagado de hasta 200 dólares por año, en dogtracs.com. Los dueños de perros pueden crear hasta tres “cercas” virtuales y recibir hasta tres alertas al mes cuando un perro se sale de la zona.

PetsCell, un dispositivo que saldrá al mercado en febrero, coloca un teléfono celular en el collar del perro. Cualquier persona que encuentre a la mascota puede oprimir un botón para llamar al dueño. El dueño también puede llamar al perro y esperar que el animal reconozca la voz de su amo (permitiéndole darle órdenes), o que alguna persona que esté cerca lo escuche y preste ayuda.

Cameron Robb cofundador de PetsMobility, la compañía que fabrica PetsCell, dijo que las preórdenes en su sitio web petscell.com ya han cubierto las mil unidades que tiene, a un precio de entre 229 y 399 dólares, complementado con un contrato por el servicio de telefonía de entre 10 y 25 dólares al mes.

GlobalPetFinder ha vendido su dispositivo celular en globalpetfinder.com desde el 2005, cuando Jennifer Martucci tuvo la idea, debido a que sus perros constantemente se escapaban. Cuesta 290 dólares, con una cuota de activación de 35 dólares y tarifas por servicio de 18 a 20 dólares al mes.

Hay historias similares detrás de muchos de estos inventos. Stewart, de DogTracs, dijo que perdió a su perro labrador Barney cuando un jardinero dejó la puerta abierta. Gracias a varios extraños, Barney terminó con un veterinario y eventualmente regresó con Stewart, pero la odisea le inspiró a reunir un equipo para crear DogTracs.

Además del debate entre radiofrecuencia y servicios celulares, la cuestión de las baterías ha sido un gran problema para los dispositivos, especialmente el tratar de encogerlas a un tamaño que sea cómodo para un gato. Conforme las baterías se hacen más ligeras, muchas compañías dicen que tendrán collares para gatos en el mercado el próximo año.

“Me acaba de llamar una señora que tenía seis gatos, pero ahora tiene sólo cinco”, dijo Mitchell, de RoamEO. “Uno está perdido desde hace dos semanas. Literalmente estaba llorando en el teléfono”.

Related Posts